Durante la emergencia sanitaria del #COVID19 siguen habiendo siniestros de tráfico #QuedateEnCasa

Comunicados P(A)T / Notas de prensa / Noticias

Durante la emergencia sanitaria del #COVID19 siguen habiendo siniestros de tráfico #QuedateEnCasa

Estamos viviendo una situación que nunca hubiéramos imaginado y que está provocando que los hospitales y los servicios sanitarios estén al borde del colapso debido a los afectados por coronavirus. La mayoría de los medios técnicos y humanos de que se dispone se están centrando en dar respuesta a esta emergencia y difícilmente pueden asistir a las víctimas de siniestros de tráfico, por lo que es más importante que nunca conducir con prudencia y ser solidario.

El hecho de que haya menos tráfico, no ha de ser motivo para bajar la guardia, más bien al contrario. Abrocharse el cinturón, cumplir los límites de velocidad, no utilizar el móvil y no conducir bajo la influencia de alcohol y otras drogas, sigue siendo necesario para salvar vidas en las calles y carreteras.

La situación de emergencia sanitaria debida a la pandemia del Covid19 hace que los esfuerzos de los gobiernos centren sus prioridades en luchar contra el virus, lo que se traduce en menos efectivos policiales vigilando la Seguridad Vial, retraso en las obras de mantenimiento y menos campañas de concienciación.

Aún entendiendo esa focalización, es triste observar que la seguridad vial ha perdido peso en las valoraciones durante la crisis de la pandemia. Salvar vidas debe siempre estar por encima de cualquier medida, también de las económicas. Salvar vidas y salvar empleos no debe tratarse como temas contrapuestos. Y tampoco debe olvidarse que la vida siempre va por delante.

Por eso, hay algunas medidas adoptadas  que merecen algunas reflexiones:

Eliminar las normas de horas de conducción y descanso en el transporte y reparto de mercancías puede mantener algunos empleos, pero ¿es lo más adecuado para las condiciones de trabajo, la seguridad laboral y la seguridad vial? ¿Porque no se paga, desde el Gobierno, un plus a algunos repartidores o sus empresas, para que se puedan mantener los trabajos? Desde P(A)T pensamos que sería también más adecuado y de más ayuda eliminar los peajes durante la situación de emergencia sanitaria y estado de alarma decretado por el Gobierno para facilitar el trabajo de los transportistas, un sector que se ha evidenciado como imprescindible para seguir teniendo cubiertas las necesidades básicas de los ciudadanos.

Otra medida en contra de la seguridad vial es eliminar el servicio de las estaciones de ITV sin que el gobierno deje muy claro que esta medida requiere una solidaridad y responsabilidad de los propietarios de los vehículos.  El vehículo siempre tiene que estar en perfectas condiciones. Si no lo está – debe caer una pena especial sobre el conductor. En situaciones de crisis sanitaria, no conviene aligerar la presión en dirección contraria, aligerando la seguridad vial y de los coches.  Otra vez estamos en una situación que la seguridad vial está en un nivel más bajo que otras opciones en la sociedad.

Está claro que el confinamiento por el virus rebaja mucho (más de 60 %) el tráfico en calles y carreteras. Los expertos saben que con bastante menos tráfico en las vías, aumenta el riesgo de circular – el número de siniestros aumenta exponencialmente por kilómetro conducido. Cada conductor que sale a la carretera tiene mucho más riesgo de padecer un siniestro de tráfico, ya que suele aumentar la velocidad y disminuir la atención.  Este cambio en el riesgo no se explica a los conductores. Consideramos que los usuarios de las carreteras y calles no reciben la información adecuada. Y cuando resulta que a pesar de las medidas de confinamiento y de la disminución del tráfico, sigue habiendo siniestros de tráfico con víctimas no todo puede quedar escondido bajo la manta informativa del Coronavirus.

Solo escuchamos hablar de riesgo de contagio del virus y no de otros riesgos que siguen siendo una realidad, para la que también debe haber protección.

P(A)T considera que es necesario que la “visión cero víctimas en siniestros de tráfico” se mantenga como un objetivo muy claro en la mente de los conductores y del conjunto de la sociedad.  Ahora tenemos todos una prioridad, superar esta pandemia, pero no olvidemos la, por desgracia, cotidianidad de nuevas víctimas de siniestros de tráfico que hay cada día.