GESTIONAR LA MOVILIDAD EN LAS CIUDADES TRAS EL #COVID19

Comunicados P(A)T / P(A)T informa

GESTIONAR LA MOVILIDAD EN LAS CIUDADES TRAS EL #COVID19

Desde P(A)T queremos aportar unas reflexiones y propuestas ante esta situación de crisis que nos está tocando vivir y que está transformando todo a nuestro alrededor.
La vida después de #Covid19 no será igual que hasta ahora, se requerirá distanciamiento físico durante algún tiempo, no sabemos cuánto. Preferiremos utilizar la bici o ir andando antes que el transporte público. La pregunta que nos debemos hacer es: ¿Están nuestras ciudades preparadas para asumir los nuevos retos que vamos a tener que afrontar? La respuesta es sencilla: NO, nuestras ciudades están planificadas y construidas favoreciendo el constante contacto humano. La pandemia de COVID-19 supone una llamada de atención y quizás también una oportunidad para construir sociedades y ciudades mejores y más sostenibles. Este escrito pretende aportar alguna solución al problema, pero sobre todo busca que nuestros gobernantes activen todos los recursos, y que consultando con todos los que pueden sumar, se consiga salir de esta crisis con los menores daños posibles.
Debemos pensar y proyectar un sistema nuevo que permita organizar y reordenar la movilidad urbana, tanto de vehículos como de peatones. Pedimos a los gestores de las ciudades, que apliquen urgentemente soluciones innovadoras y ágiles para adaptar nuestras calles a los diferentes ritmos de apertura de las condiciones de movilidad. También se incluyen propuestas para proteger a los peatones, mejorar el transporte público, potenciar y facilitar a los ciclistas. Es fácil pensar que la gente preferirá caminar, ir en bicicleta o desplazarse en sistemas eléctricos como los patinetes antes que utilizar el transporte público.
Propuestas de P(A)T-AP(A)T:
A continuación, nos gustaría presentar algunas propuestas, que serían de rápida implantación y de bajo coste. Pretendemos de esta forma, concienciar a todos los agentes actuantes en la movilidad, para que lo mas rápido posible tomen confianza de la urgencia que tenemos que solucionar.
Bajar velocidades de circulación de vehículos en las ciudades, más zonas 30 Km/h.
– Capacidad real de los carriles de circulación para vehículos e intensidad media diaria actualizada de los mismos.
Aumentar el número de km de carriles bici.
Segregación física de carriles bici mediante mobiliario urbano, por ejemplo, maceteros, etc.
– Simbología de guiado específica para ciclistas y otros usuarios de carriles bici
Ampliar aceras para aumentar la superficie de peatones.
Separación física mediante conos o cinta de espacio exclusivo para peatones, por sentidos, en aquellas zonas donde existe gran afluencia de personas.
– Marcas en forma de círculos de 2m de diámetro de aceras, paradas de autobús, etc. Marcas de pintura o materiales termoplásticos de fácil retirada.
– Marcas para distanciamiento de personas que esperan en andenes de metro, tranvías y estaciones de autobús.
– Cierre de calles y función de los días de la semana. Ejemplo, ejes comerciales durante fines de semana.
Redefinición de algunos cruces y movimientos, para disminuir el tiempo y concentración a los peatones.
Regulación diferenciada de los tiempos semafóricos, será necesario dispone de mayor frecuencia para paso de peatones.
Rediseño de los espacios destinados a estacionamiento de vehículos. Por ejemplo, no tiene sentido poder aparcar en los accesos a las tiendas, ese espacio se puede destinar a la espera de los clientes de dichas tiendas.
Las medidas a implementar deberán ser de bajo coste y fácilmente realizables. No tiene sentido proponer obras de larga duración y alto coste. También nos gustaría plantear la creación de una aplicación para móviles que busca ordenar la presencia de los usuarios del transporte público. Se trataría de un servicio de reserva de entrada para utilizar el metro, tranvía o autobús. De esta forma se evitarán las aglomeraciones en hora punta y se conseguiría mejorar la optimización de transporte. A través de esta aplicación los usuarios pueden reservar la hora de entrada a la estación y mediante un código QR acceder a ella. Sin necesidad de parar a pagar, la misma aplicación se ocuparía de la facturación.
Objetivos que deberemos conseguir a corto plazo:
– Permitir mantener la distancia de seguridad en la vía pública, necesaria para proteger a las personas durante los períodos de contagio.
– Potenciar la reorganización del espacio público, para una mejor optimización.
– Implementar protección activa del espacio dedicado a carriles bici y peatones.
Priorizar la utilización de la bicicleta, como medio no contaminante y generador de salud.
– Permitir optimizar la capacidad de las vías destinadas a los coches y autobuses.
– Gracias a la app de gestión del transporte público, el usuario podrá reservar su espacio en metro y autobús, sin hacer colas y asegurarse la protección durante el trayecto.
Reordenación del espacio dentro de las estaciones de transporte público, para asegurar el distanciamiento social.
– Gracias a estas medidas, se valora una “pacificación”del tráfico de nuestras ciudades de un 30%, lo que a su vez supone una reducción en la contaminación ambiental.
Al ordenar y pacificar el tráfico se producirá una reducción en el número de siniestros y victimas por accidentes y atropellos. Finalmente apuntar el hecho de que una de las pocas consecuencias positivas que puede nuestra sociedad sacar de la Pandemia, sería la mejora medioambiental y de seguridad vial en nuestras ciudades. Es un hito que se busca desde hace decenios y un problema acuciante, gracias a este sistema podremos conseguirlo de una manera rápida y ordenada.
Manuel Viñuales, vicepresidente de Pat Apat