Septiembre 2004

P(A)T informa

Septiembre 2004

(Nota de Margaretta Jönsson, secretaria de AP(A)T)
El pasado 9 de Agosto, Margaretta Jonson en representación de P(A)T-AP(A)T tuvo una reunión con el diputado sueco Johnny Gylling, en Suecia. Es una continuación de la colaboración ya iniciada en Junio-2003 con la visita del Sr. Jordi Casas – Diputado en el Parlamento Catalán y Sr. Ole Thorson Vicepresidente de P(A)T a la Comisión de Tráfico en el Congreso de Suecia.

Asimismo, el contacto con Sr. Gylling se ha mantenido mediante correo electrónico intercambiando informaciones sobre normas y leyes de Seguridad Vial de ambos países.

Entre los múltiples temas hablados cabe destacar: La conferencia de Seguridad Vial en Estocolmo con los países del Mercado Común, el 10 y 11 de Mayo de 2004 (3 diputados por país).  España no participó alegando proximidad a la fecha de elecciones. Algunos países tienen como prioridad el alcohol y otros la velocidad excesiva, pero son temas fundamentales.

Se debatieron informaciones sobre el carné por puntos, alcoholemias, formación sobre los efectos del alcohol y la conducción en autoescuelas, limites de velocidad, cifras de victimas, código penal, cursos de educación para infractores de Seguridad Vial, el chaleco reflectante, etc. y los eventos pasados y futuros, organizados por P(A)T y su sección AP(A)T.

 

EL AÑO DEL CAMBIO: MAYOR SEGURIDAD

 

(Nota de O. Thorson, vicepresidente de P(A)T)
Los siniestros en nuestras carreteras se encuentran con el viento de cara. Se esta frenando la velocidad y las tentaciones de beber alcohol antes de salir a la vía. Este freno al libertinaje de un grupo nutrido de conductores hace bajar la siniestralidad, salva vidas de muchas personas que antes involuntariamente se veían involucrados en un viaje de ida pero sin retorno.

Hay muchas razones para este cambio que se empieza a avistar y se espera que se consolide. Lo más importante parece ser un tipo de simbiosis entre el deseo generalizado de los usuarios de las vías y de los políticos en rebajar la violencia en la vía pública.

Los políticos empiezan a sentir que la población quiere más la seguridad antes que la velocidad y los usuarios lo expresan de modo más claro. Al mismo tiempo los medios de comunicación hacen de puente entre los dos grupos. Los grupos que defienden una sociedad excesivamente veloz y la libertad de movimiento sin límites tienen menos eco hoy día en la sociedad.

Este cambio de fondo hay que darle la bienvenida y es aconsejable de estimularlo al máximo y allí entra la responsabilidad de políticos, técnicos y científicos: aportar medidas y actuaciones nuevas.

En un primer momento hay que pensar que desde que se propone una medida hasta que sea efectiva en la sociedad puede tardar entre 2 y 15 años. En segundo lugar es importante debatir públicamente las medidas en marcha y las medidas para los próximos años. Todas las posibles actuaciones deben debatirse.

En una sociedad, sin debate de ideas y de las medidas para cuidar vidas y la integridad física de sus ciudadanos, demuestra que hay poca libertad. No se debe introducir nuevas reglas o leyes sin el suficiente debate. Además, después de tantos años sin actuación seria en seguridad vial, no viene de unos meses de poner en marcha actuaciones por el artículo 29.

P(A)T quiere estimular este debate en muchos foros diferentes, con una idea de base: la seguridad del ciudadano debe estar delante de los deseos de rapidez y prioridad personal  en las vías.

 

CAMBIO EN EL CÓDIGO PENAL

 

(Nota de J. Rogés, Jefe de Proyectos de P(A)T-AP(A)T)
El caso de Benjamín Olalla, peatón fallecido por el siniestro provocado por el bailaor “Farruquito”, está trayendo sus consecuencias, demasiadas voces se han alzado, pidiendo un cambio en el Código Penal. Este caso ha destapado la realidad, porque esto está sucediendo con demasiada frecuencia. En la mayoría de casos con fallecidos, el trato de la justicia, se aleja tanto de la realidad social, que ha generado un movimiento popular de afectados directamente e indirectamente por este trato y se han constituido en plataforma, solicitando vuestras firmas de adhesión, P(A)T-AP(A)T aglutina estos esfuerzos y pone a su disposición, la infraestructura de la Asociación, para en breve, llevarlas al Congreso de España, y hacer efectivas sus/nuestras justas peticiones.