SINIESTROS EN EL ESTRANGERO: ¿QUÉ HACER?

ErikaWittlieb

Atención a víctimas / P(A)T informa

SINIESTROS EN EL ESTRANGERO: ¿QUÉ HACER?

A pesar de conducir con prudencia, pueden ocurrir siniestros cuando estamos de vacaciones, cosa que lo complica aún más. En P(A)T queremos ayudarte en esos momentos.

Vacaciones y viajes van de la mano y eso implica, a veces, conducir por carreteras desconocidas y sumergirse en una manera de conducir con reglas no escritas propias de cada lugar. Por ello, a pesar de conducir con prudencia, pueden ocurrir siniestros cuando estamos de vacaciones. El hecho de que ocurra lejos de casa lo complica todavía más, por eso queremos darte algunos consejos.

¿Qué documentación hay que tener en cuenta antes de viajar?

Si viajas a algún país de la Unión Europea, te recomendamos viajar con la tarjeta sanitaria europea (puedes solicitarla en este link), para asegurarte la asistencia sanitaria en el extranjero, en caso de sufrir algún percance.

Además previamente al viaje revisa cuál es tu póliza de seguro para ver qué cobertura de asistencia sanitaria fuera y dentro de la UE tiene y en caso necesario obtener un seguro de viaje que pueda hacerse cargo de los gastos del traslado al centro hospitalario más adecuado o incluso del regreso anticipado a casa en caso de hospitalización.

Ten en cuenta que si viajas a algún país de fuera de la UE y estados no integrantes del Convenio Multilateral de Garantía, deberías contar con el Permiso Internacional de Conducción, que se puede solicitar a través de la Dirección General de Tráfico (puedes solicitarla en este link).

Así mismo, ten en cuenta que deberás tener el Certificado Internacional de Seguro o Carta Verde junto con el seguro del vehículo. La Carta Verde es el documento donde se garantiza que un vehículo tiene origen en un país integrante del Convenio Multilateral de Garantía, que asegura las coberturas obligatorias del país en el que estés, y certifica el seguro de Responsabilidad Civil (más información sobre el Certificado y cómo conseguirlo en este link).

 

¿Qué hacer en caso de siniestro de tráfico en el extranjero?

Lo primero que tienes que recordar es la REGLA P-A-S: : PROTEGER, AVISAR Y SOCORRER en este orden para evitar males mayores.

Debes PROTEGER la zona de acuerdo a las normas de seguridad vial: apaga el vehículo, quita las llaves, pon las luces de emergencia. Ponte el chaleco reflectante dentro del coche y sal con mucha precaución, siempre que sea posible por el lado en el que no hay vehículos circulando. Señaliza la zona con los triángulos reflectantes o la luz V16. Comprueba si hay heridos, y no muevas a las posibles víctimas a no ser que haya un riesgo de causa mayor.

AVISAR: Llama a urgencias y a las autoridades correspondientes del país. Recuerda que en Europa el número de emergencias es el 112 y que te atenderán en los idiomas oficiales de la Comunidad Europea. Presta servicio 24 horas al día, los 365 días del año.

SOCORRER, en caso de no tener conocimientos básicos de socorrismo o primeros auxilios, esperar a que lleguen los cuerpos de emergencias. Sobre todo es importante no quitar el casco, no dar comida, bebida o medicamentos y no mover o hacer ninguna maniobra para no agravar las lesiones que pudieran haber. Podemos ayudar permaneciendo cerca de la persona herida e intentando tranquilizarla.

Estas mismas reglas se aplican en caso de presenciar un siniestro de tráfico, aunque no estemos implicados.

En caso de siniestro en el extranjero, al igual que ocurriría aquí, es importante recoger los datos y redactar el Parte de Accidentes Europeo e informar a tu compañía aseguradora para que pueda asesorarte sobre la asistencia médica o los gastos de reparación del vehículo. En el caso de que no te sea posible rellenarlo (ya sea por el idioma u otros motivos), la autoridad competente debería ofrecerte asistencia en este aspecto. Si tú o alguien que viaja contigo habéis resultado heridos, deberéis acudir al hospital y pedir un parte médico para mostrarlo posteriormente a la aseguradora.

Si has viajado fuera de la Unión Europea es recomendable acudir a la Embajada Española, además de contactar con tu aseguradora, pues te asesorará sobre la legislación del país para continuar con la reclamación del accidente.

Una vez en España puedes realizar la reclamación judicialmente o directamente a la aseguradora responsable.

Si decides tomar vías legales para resolver el conflicto, es importante saber que la regla general tanto en derecho internacional como en derecho español dicen que serán competentes los Juzgados del lugar del siniestro. Sin embargo, existen excepciones que, por ejemplo, harían aplicables la ley del estado de matriculación del vehículo o la ley del estado de residencia de los implicados.

Recuerda que si no hay contestación a la reclamación en un plazo de tres meses, puedes acudir a Ofesauto, la Oficina Española De Aseguradoras De Automóvil (más información).

No obstante, cada caso tiene muchas particularidades, así que en caso de duda sobre tu caso particular, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono (+34)  93 301 37 78 o móvil (+34) 630 02 03 92 de lunes a viernes de 10 a 14 horas, o al correo comunicacion@pat-apat.org y responderemos a tus preguntas.

Además, P(A)T es miembro de la Federación Europea de Víctimas de la Carretera (FEVR), y por lo tanto, podemos hacer el contacto con otras entidades que se dedican a la movilidad y la atención a víctimas en otros países europeos.

¡Viaja con seguridad!